DECLARACIÓN DE HEREDEROS

Cuando una persona fallece sin haber otorgado testamento se deber realizar una declaración de herederos, para poder suceder al fallecido. Es un procedimiento mediante el cual se determina quienes son los llamados ha heredar los bines del difunto. Es importante saber que esta declaración no determina el reparto de los bienes del fallecido, sino la designación de quiénes son los llamados a heredar

¿Y quienes son los herederos?

Según se establece el el Código Civil, cuando una persona muere sin haber otorgado testamento, sus herederos por orden serían los siguientes:

  1. Primero, los descendientes.
  2. En su defecto los ascendientes.
  3. A falta de descendientes y ascendientes, el cónyuge.
  4. Después los colaterales hasta el cuarto grado.
  5. Y en último término, el Estado, siempre a beneficio de inventario

Como se hace la declaración de herederos.

La declaración de herederos se realiza ante Notario, independientemente del grado de parentesco con el fallecido, desde la entrada en vigor de la Nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria, todas las declaraciones de herederos se hacen ante Notario.

El Notario competente para realizar la declaración es el notario de alguno de los siguientes lugares:

  • Del último domicilio o de la residencia habitual del difunto.
  • De donde estuviere la mayor parte de la herencia.
  • Del lugar de fallecimiento.
  • De un distrito colindante a los anteriores.

Documentos que se deben presentar al Notario:

  1. DNI del fallecido y certificado de empadronamiento
  2. Certificado de Defunción
  3. Certificado de Últimas Voluntades, donde conste que no otorgo testamento
  4. Libro de familia, o certificados de matrimonio, nacimiento etc, para acreditar el parentesco con el fallecido
  5. Dos testigos que conocieran al causante , estos no pueden ser familiares

Tras los trámites anteriores, sólo quedaría la aceptación de la herencia. Cada uno de los nombrados como herederos deberá manifestar su intención de adquirir dicha condición, y se deberán realizar las correspondientes operaciones particionales, según los bienes a heredar y el numero de herederos